Quantcast --------------------------------------------------------------------------------

sábado, 15 de agosto de 2009

Se viene la nueva película de LEGO!


Hollywood dio con un nuevo campo para pergeñar películas: los juguetes. Primero fue Transformers, que había nacido como juguete, luego fue serie de televisión, luego más juguetes –derivados de la serie de televisión– y ahora dos largometrajes grandotes que drenan millones. Se pensó que era un golpe de suerte, pero no: aunque G.I. Joe fue destruida por la crítica estadounidense –a quien no se proyectó–, resultó otro gran éxito. Así que nadie puede sorprenderse si le dicen ahora que Warner Bros. prepara un largometraje sobre Lego, el archifamoso sistema de construcción de bloquecitos.
El proyecto fue anunciado por la biblia del negocio cinematográfico estadounidense, el semanario Variety. El responsable es Dan Lin quien, además, quiere producir –otra novedad– la versión “con actores y animación 3D” de Tom y Jerry. También hay guionistas adosados al proyecto, los especialistas en animación Dan y Kevin Hageman. La historia se desarrolla entre el mundo “real” y el mundo de Lego, con animación por un lado y actores por otro. No hay director, pero suena el nombre del especialista en films infantiles –lo es, además, de otras cosas– Robert Rodríguez.
En realidad, el proyecto de llevar Lego a la pantalla grande tiene varios años, siempre en manos de Warner Bros. Sin embargo, los daneses que crearon el juguete –y que siguen facturando desde 1934 por cada nueva cajita “temática” y cada cesión de la marca para productos derivados, como juegos para PC– nunca aprobaron ninguno de los guiones que la firma que produce Harry Potter les fue presentando. Ante la urgencia provocada por la enorme competencia de films sobre juguetes, han aceptado la oferta. Paradojas de Hollywood o no tanto: casi todos los grandes estudios están buscando juguetes para crear –es un decir– películas.
De todas formas, Lego y el cine tienen una relación bastante larga. De hecho, la marca de juguetes suele “comprar” franquicias cinematográficas para lanzar ediciones especiales de sus productos. Hay Lego Star Wars –los más conocidos–, Lego Harry Potter, Lego Batman, Lego Indiana Jones y habrá Lego Lego, claro. Sin embargo, a pesar de que estas franquicias hacen crecer el poder de la marca, sólo han permitido que se desarrollen dos films directamente a DVD con sus productos.De todas formas, el poder de Lego como materia cinematográfica es enorme en internet. Basta con poner “Lego” en la ventana de búsqueda de YouTube para que salte a la luz una enorme cantidad de animaciones realizadas con estos competidores del Mis Ladrillos. La mayoría son parodias de películas. Además, los fans arman dioramas fílmicos con los ladrillitos, todo un subgénero en la web.
Según los productores, el mensaje del Legofilm será que “la imaginación no tiene fronteras ni límites”. No los tiene, claro, salvo en Hollywood

1 comentario:

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.